martes, 15 de abril de 2014

La cosa va de cuento: ABZoo


Ya estamos todos listos y ordenados, un pie aquí, la mano allá....cuidado con ese codo...Ahora sí todos bien acoplados en la cama de noventa. Y todo porque tenemos un aplique de luna, que según Jorge, es mágico para leer cuentos, a veces pienso que sería más cómodo poner uno igual en mi habitación, que la cama es más grande, pero dejaría de ser tan divertido el cuento de por la noche.
Hoy vengo a contaros el "ABZoo", es un libro de poesías, en el que cada letra representa a un animal.
A mi personalmente me encanta, es muy ameno de leer, porque son poesías cortas y divertidas, las ilustraciones son una autentica pasada y encima les crea a los niños una curiosidad por las letras que a la hora de aprender a leer les viene muy bien.      
Nosotros hacemos lo siguiente: Leemos la introducción que es muy divertida, después Jorge elige una letra y será la que contemos. 
De esta manera él va reconociendo cada letra y memorizando su forma, su sonido y su nombre.

Ahora la elegída es...
Jorge y yo ya tenemos una favorita, aunque a Jorge le varía con la edad.
                                                                                             
Y queréis saber quien hay detrás de la "W", vamos pensar algún animal que vaya con esa letra, difícil ¿verdad....?
Pues debe serlo porque el autor tampoco lo encontró y tuvo que inventar uno. Señoras, señores duendes y pequeños os presento al señor ¡WANSIFEO!
No me digáis que no es para enamorarse de él. 
Tres alas, patas de avestruz, cuello de jirafa, cola de caballo, cabeza de vaca y un cuerpo de cerdo cubierto de escamas.
Es muy divertido y nosotros hemos inventado un juego a partir del wansifeo, consiste en dibujar animales con partes cambiadas y ponerles un nombre.
En fin que mi opinión personal sobre el cuento de hoy es....¡ME ENCANTA! ¿Hay alguno que no me encante? Pues sí, no me gustan nada los cuentos de personajes de dibujos de la TV, les tengo mania "ea", me gusta más que sean personajes desconocidos, que les imaginen una vida ellos y no la conozcan de ante mano por haber estado horas y horas delante de la "caja tonta"
Y ahora sí que sí,colorín,colorado, este cuento se ha acabado y por la naríz de quien me lea se ha colado.
Dulces sueños, que soñéis cosas molona.