lunes, 5 de febrero de 2018

Crónica de una madre estudiante. Capitulo II


CRÓNICAS DE UNA MADRE ESTUDIANTE
CAPITULO II


Bueno un mes más de este loco experimento de estudiar, al cansancio de dormir 4 horas al día, le sumamos ahora la frustración de estar pasando por un bloqueo creativo y la rabia por tener una importante falta de paciencia, supongo que debido al estrés, que no he tenido yo nunca de eso, pero es otro efecto secundario de abarcar más de lo que este cuerpecito mío puede llevar.

Pero sin embargo esta aventura me sigue aportando cosas increíbles como disfrutar mucho más los momentos libres, los ratos en familia, el placer del silencio, que en el instituto reina por su ausencia...

Las primeras semanas de clase me dediqué a observar y clasificar a los compañeros según su actitud, Así que en los próximos capítulos os iré describiendo los roles dentro de la clase, para que conozcáis y situéis un poco mejor mi situación.

Empezaremos por Víctor, hay una frase que lo define a la perfección #debuenoqueereserestonto y si ya le añadimos detrás, para recalcar el #hijomiodemivida y sabes que te digo Víctor, que qué suerte que todavía queden personas tan buenas en el mundo.

Víctor siempre está dispuesto a ayudar a todos, siempre presto a explicarte una duda, a pasarte un ejercicio o a cogerte las notas si ese día no puedes ir porque tu hijo tiene festival de música.

Ese lado bueno suyo nos hace pasarle por alto su otro yo, el canalla que lleva dentro y que le obliga,sin que él quiera, a meterse con todos y gastar bromas por doquier.

Con ello quiero decirle a las madres del mundo que no corrijamos, ni controlemos, ni queramos cortar esta vena generosa en los niños por el miedo a que se aprovechen de ellos o a que parezcan tontos, porque más tontos de bueno necesita este mundo.

En fin, que qué suerte tenemos de contar con semejante personaje en la clase y en mi peña cantina, de la que quizás de más detalle en las siguientes entrega.

¡Besicos y abrazos apretaos Merybunders!

viernes, 2 de febrero de 2018

El cafetico de los viernes




Buenos días "Merybunders", que ahora una es estudiante de Marketing y los anglicismos en esta profesión están a la orden del día, aunque no se yo si dejar atrás mi merybundos y merybundas, eso me gustaba a mi, más como de andar por casa...Pero los jóvenes de mi clase, fuente de sabiduría moderna todos ellos, se han inventado el merybunders y me suena muy bien, ea, que cuando alcance yo la fama pueda reconocer a mis followers.

En fin empezamos nuestro cafetico, yo hoy un exquisito chocolate caliente, que el tiempo aquí se ha levantado revuelto,gris y con aire frío, incluso cuentan los diversos grupos del whatsapp que hay gente que por los alrededores ha visto nieve.

Saboreando, paladeando y disfrutando este chocolatico os voy a hablar del "libertinaje" de expresión que nos dan las diferentes redes sociales, en particular el whatsapp. Ahora que me rodeo, y por consecuencia comparto grupo con adolescentes, aún lo veo más claro, la facilidad para insultar, criticar o faltar al respeto que nos da dicha plataforma, cuando lo lógico sería que si hay algún tipo de descontento con alguien o algo se hable, que mucho antes que los pulgares para escribir la ciencia nos puso una lengua estupenda para hablar. Que no digo con ello que sean todos los jóvenes igual, ojo, que de todo hay en todas las edades, etnias, razas y grupos de whatsapp.

Después de este rollo de madre brasas, a mitad de nuestra taza de choco y habiendo mojado un poquete de bizcocho en él, os cambio el tema radicalmente y os vengo a contar que el lunes publicaré el segundo capítulo de mis "Crónicas de una madre estudiante" os iré presentando a cada uno de mis compañeros de clase y relatando cómo de fácil se me ha hecho la adaptación a ese grupo de jóvenes que en muchas ocasiones me sorprenden con sus salidas.

Se me gasta el chocolate y os juro que tengo hasta ganas de lloriquear, el lunes me pongo a dieta, como cada lunes, el martes me la salto, que muy delgada no me quiero quedar, miércoles y jueves la sigo respetando y el viernes dieta estricta hasta la noche que ceno comida basura. Los fines de semana libres de dietas que es muy duro ser sana muchos días. Y esa es mi estrategia en cuanto al adelgazamiento, ya os contaré como de efectiva resulta, jajajajaja.

Y ahora sí finalizando, y disfrutando de repelar con mi lengua el interior de la taza, privilegio que me ofrece el desayunar en casa y no tener muy alto el listón de dar buen ejemplo a mis hijos, me despido hasta el lunes y os deseo que vuestro fin de semana esté repleto de bailes, besos babosos y risas escandalosas, carreras destortoladas y algún que otro vino.

¡Feliz fin de semana bonicos y bonicas mías!

viernes, 19 de enero de 2018

El cafetico de los viernes!

EL CAFETICO DE LOS VIERNES



Las cosas han cambiado tanto por aquí desde que no nos leemos, he crecido (más bien a lo ancho), he "inmadurado" un poco más, he jugado, leído, cantado y corrido destortoladamente por alguna cuesta abajo...Incluso he cambiado mis colacaos por un exquisito té.

Empezando ese humeante té e hincando el diente a una deliciosa tostada con su tomate, su aceite y su pizca de sal, vengo a contaros que ¡LO CONSEGUÍ! he sobrevivido al 2017, y he salido, además, ilesa. "Semejante tontería" pensaréis vosotros, pues ¡NO! cada día hay que celebrarlo como la mejor de las victorias, porque poder vivir un día más, con sus quejas, sus quebraderos de cabeza, sus prisas y todo, es el mejor regalo.

Otra cosa os digo, el 2018 se presenta intenso, y estoy deseando afrontarlo, eso sí le he pedido calma, que tienen estos años mucha prisa siempre. Y volver a vivirlo con el mismo despropósito que los anteriores.

Ya con la mitad del desayuno ventilado y pensando en que me debería comer un algo de chocolate, que los viernes las calorías no cuentan, porque la adrenalina de la euforia las elimina, os digo que últimamente mi paciencia es reducida, sobre todo con los nenes, y eso me lleva con dolor de cabeza, porque quiero seguir molando, así que voy a darle duro este fin de semana a la búsqueda de información sobre como recuperarla, si encuentro algo interesante y efectivo os lo cuento.

Y hablando de fines de semana, ¡SON LAS FIESTAS DE ALBATANA!, lo siento hígado pero te voy a dar guerra, ahora soy estudiante y es lo que nos toca.

Bueno y corto el rollo que ya ni migajas quedan de lo que fue mi desayuno...Besicos y abrazos apretaos hermosos míos. Nos leemos otro día.

¡BUEN FIN DE SEMANA!

viernes, 5 de enero de 2018

Cronica de una madre estudante

CRÓNICA DE UNA MADRE ESTUDIANTE
CAPÍTULO I



Hace un tiempo que quería contar esto por aquí, poner en letras lo que estoy viviendo, lo que siento, las inquietudes, los agobios...En resumen lo que le hace sentir a una madre de este siglo, con dos niños relativamente pequeños, introducirse en el mundo de los institutos de nuevo, empezar a estudiar.
Haré, o lo intentaré, una entrega de un capítulo al mes en el que iré resumiendo lo que le va pasando a mi cuerpo, a mi vida y a mi entorno con esta regresión al mundo estudiantil.

Empiezo mi relato diciéndoos que aterrizar en una clase en la que la edad media es de 20 años no fue fácil, mi integración se complicó cuando confesé que tenía dos hijos, catapultándome al puesto de la menos molona, suerte que pronto descubrieron mis compañeros que mi estado no era contagioso y se suavizó la relación.

El ciclo que he elegido, Marketing y publicidad, no está en modo semi presencial, por lo que me obligan a asistir a clase cada tarde 7 horas, con un máximo de un 15% de faltas permitidas durante todo el curso. Cuando me dieron esta noticia pensé abandonar, ¡madre mía! ¿de donde iba a sacar yo tiempo para 7 horas de clase cada tarde? pero a lo hecho pecho...

Suerte que el macho alfa es el mejor y modifica todos sus horarios, y corre como si no hubiera un mañana cada día para que yo pueda ir a clase, y me aguanta mis rollos cada noche y me toma lección si hace falta.

Mis ritmos han cambiado, les he subido una marcha, y mi tiempo con los "miniyo" han disminuido, y esto es lo que peor llevo, pero me está aportando un montón de cosas: superación, fuerza de voluntad, sacrificio y ejemplo para ellos. Además de servirme para analizar en profundidad el caracter y comportamiento de los adolescentes de hoy en día, aprendizaje que pondré en práctica cuando mis minis se vayan acercando a esa etapa.

En este primer trimestre los resultados han sido muy buenos, los compañeros de clase muy majos y comprometidos con mi causa, no se quejan si algún "profe" en alguna circunstancia me levanta un poco la mano en cuanto a asistencia u horarios, y además me han terminado aceptando e integrando como una veinteañera más, que para los que me conozcáis un poco ya sabréis que veinte son muchos para mi edad mental, pero allí soy la mayor, ojo...

Un punto negativo es que desde que estudio vuelvo a tener resaca, se ve que mi organismo anda desconcertado.

En fin ya iré extendiendo mis vivencias a ver si todas esas madres que dudan o no se ven capaces se animan a retomar estudios, que de verdad no está tan mal el plan.


miércoles, 15 de febrero de 2017

Y llegó el día...

Y LLEGÓ EL DÍA...





Y ha llegado el día, el temido día, un año más, en el que mi pequeño se empeña en crecer. Me vais a permitir, a pesar de la poca vergüenza que supone el entrar después de tanto tiempo y no dirigirme a vosotros, que escriba una página en este rinconcico para él, para Jorge, mi mejor creación, mi obra de arte...porque sinceramente tengo la esperanza de que este blog sirva, en un futuro, que espero tarde mucho en llegar, en esos días en los que las hormonas dominen su ser y yo ya no sea lo más para él, para que se siente y lea cuantísimo lo queremos y lo querremos, y vea y descubra que todo, absolutamente todo lo que he hecho, hemos hecho, es por y para ellos....

Bueno capitán, mi capitán calzones, mi pillo de pecas y dientes de ratón. Ocho, ocho añazos, me da vértigo  pensar en cuanto has corrido al crecer, en lo rápido que se está pasando todo, pero lo estoy, lo estamos, disfrutando tantísimo que no me importa tanto como te hago creer.
Quiero que sepas, que me encanta en lo que te vas convirtiendo, que a pesar de esos arranques tuyos y de tus malos humos repentino, eres más bueno que el pan. Estoy más que convencida que llegarás a ser, ante todo, una muy buena persona.

Por mi parte lucharé contra dragones, si hace falta, para que no te falten sueños, para que tus razones nunca flaqueen y para que te sigan sobrando motivos por los que construir castillos.
Me comprometo también a seguir despertándote con bailes y risas, y a no dejar que te duermas sin un motivo por el que soñar.

Crece pequeño, crece y lucha siempre por lo que creas que debes hacerlo, quiérete y quiérenos mucho a todos, porque no te quepa duda que nosotros te queremos hasta la luna.



viernes, 11 de noviembre de 2016

El cafetico de los viernes.

!Buenos días cafeteros y cafeteras!
¡ Cuánto tiempo sin saber de vosotros, cuánto os he echado de menos!
No tengo justificación ni excusas para mi desaparición blogistica, sólo atino a decir que me muero de ganas por retomarlo todo, por recuperar mi vida y poder hacer algo más que estudiar, hacer comentarios de texto y parlar en valencià...

Pero hoy vengo y vengo con ganas, con energía y con el subidón que nos da el mero hecho de que sea ¡VIERNESSSSSSSS! Así que vamos dejando que el humectante y negro café manche nuestro vaso de leche y disfrutemos de esta maravillosa pausa que nos da el día.

Degustando el primer sorbo de mi taza y mal diciéndome por no dejar que se enfríe un poco, os empezaré contando que tengo vértigo, un vértigo atroz a la velocidad que lleva la vida, de un tiempo a esta parte me parece que todo va en patines y cuesta abajo sin ninguna posibilidad de freno. Me aterra pensar que Jorge dentro de muy poco cumple 8, que ya no es un bebé y que se ha querido ¡CORTAR LA MELENA! Noooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo.....De la misma manera y para contrarrestar esa prisa de mis hijos por crecer sin pedir permiso a nadie me he propuesto disfrutar de ellos todavía más, dedicarme a darles el espacio y la autonomía que sus edades reclaman pero no perderme ni un gesto de su cara, ni un movimiento de su cuerpo, ni un sólo sonido de los que emitan...

Ya a media taza, habiendo mojado un donuts y ventilado un par de puñados de cereales de chocolate, que muy delgada no me quiero quedar (léase con ironía). Dejamos a un lado el lado ñoño y profundo de la vida, y vamos a lo importante, contarme vosotr@s va, ¿qué tal os ha ido este tiempo?, ¿cómo van esas vidas?...Es que a veces me pongo a hablar y no dejo meter baza...A mí me va muy bien también, como ya he dicho muy ocupada pero contenta de haber retomado estudios y con proyectos muy chulos para el futuro que ya os contaré con más calma.

Terminamos el cafetico, ¡qué pena! no me puedo despedir sin deciros que en Alicante por fin se deja notar el otoño, que ya da gusto ponerse manga larga y un pañuelillo al cuello y que los paseos domingueros por la zona de montaña sientan de lujo.

Disfrutar la vida y los momentos mágicos que nos brinda.
Prometo volver de vez en cuando a compartir cafeticos y,si mi tiempo me lo permite,alguna cosa más.

¡Besicos babosos y abrazos apretaos, merybund@s!



La vida es un viaje a columpio entre el cielo y la luna...