miércoles, 15 de febrero de 2017

Y llegó el día...

Y LLEGÓ EL DÍA...





Y ha llegado el día, el temido día, un año más, en el que mi pequeño se empeña en crecer. Me vais a permitir, a pesar de la poca vergüenza que supone el entrar después de tanto tiempo y no dirigirme a vosotros, que escriba una página en este rinconcico para él, para Jorge, mi mejor creación, mi obra de arte...porque sinceramente tengo la esperanza de que este blog sirva, en un futuro, que espero tarde mucho en llegar, en esos días en los que las hormonas dominen su ser y yo ya no sea lo más para él, para que se siente y lea cuantísimo lo queremos y lo querremos, y vea y descubra que todo, absolutamente todo lo que he hecho, hemos hecho, es por y para ellos....

Bueno capitán, mi capitán calzones, mi pillo de pecas y dientes de ratón. Ocho, ocho añazos, me da vértigo  pensar en cuanto has corrido al crecer, en lo rápido que se está pasando todo, pero lo estoy, lo estamos, disfrutando tantísimo que no me importa tanto como te hago creer.
Quiero que sepas, que me encanta en lo que te vas convirtiendo, que a pesar de esos arranques tuyos y de tus malos humos repentino, eres más bueno que el pan. Estoy más que convencida que llegarás a ser, ante todo, una muy buena persona.

Por mi parte lucharé contra dragones, si hace falta, para que no te falten sueños, para que tus razones nunca flaqueen y para que te sigan sobrando motivos por los que construir castillos.
Me comprometo también a seguir despertándote con bailes y risas, y a no dejar que te duermas sin un motivo por el que soñar.

Crece pequeño, crece y lucha siempre por lo que creas que debes hacerlo, quiérete y quiérenos mucho a todos, porque no te quepa duda que nosotros te queremos hasta la luna.



viernes, 11 de noviembre de 2016

El cafetico de los viernes.

!Buenos días cafeteros y cafeteras!
¡ Cuánto tiempo sin saber de vosotros, cuánto os he echado de menos!
No tengo justificación ni excusas para mi desaparición blogistica, sólo atino a decir que me muero de ganas por retomarlo todo, por recuperar mi vida y poder hacer algo más que estudiar, hacer comentarios de texto y parlar en valencià...

Pero hoy vengo y vengo con ganas, con energía y con el subidón que nos da el mero hecho de que sea ¡VIERNESSSSSSSS! Así que vamos dejando que el humectante y negro café manche nuestro vaso de leche y disfrutemos de esta maravillosa pausa que nos da el día.

Degustando el primer sorbo de mi taza y mal diciéndome por no dejar que se enfríe un poco, os empezaré contando que tengo vértigo, un vértigo atroz a la velocidad que lleva la vida, de un tiempo a esta parte me parece que todo va en patines y cuesta abajo sin ninguna posibilidad de freno. Me aterra pensar que Jorge dentro de muy poco cumple 8, que ya no es un bebé y que se ha querido ¡CORTAR LA MELENA! Noooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo.....De la misma manera y para contrarrestar esa prisa de mis hijos por crecer sin pedir permiso a nadie me he propuesto disfrutar de ellos todavía más, dedicarme a darles el espacio y la autonomía que sus edades reclaman pero no perderme ni un gesto de su cara, ni un movimiento de su cuerpo, ni un sólo sonido de los que emitan...

Ya a media taza, habiendo mojado un donuts y ventilado un par de puñados de cereales de chocolate, que muy delgada no me quiero quedar (léase con ironía). Dejamos a un lado el lado ñoño y profundo de la vida, y vamos a lo importante, contarme vosotr@s va, ¿qué tal os ha ido este tiempo?, ¿cómo van esas vidas?...Es que a veces me pongo a hablar y no dejo meter baza...A mí me va muy bien también, como ya he dicho muy ocupada pero contenta de haber retomado estudios y con proyectos muy chulos para el futuro que ya os contaré con más calma.

Terminamos el cafetico, ¡qué pena! no me puedo despedir sin deciros que en Alicante por fin se deja notar el otoño, que ya da gusto ponerse manga larga y un pañuelillo al cuello y que los paseos domingueros por la zona de montaña sientan de lujo.

Disfrutar la vida y los momentos mágicos que nos brinda.
Prometo volver de vez en cuando a compartir cafeticos y,si mi tiempo me lo permite,alguna cosa más.

¡Besicos babosos y abrazos apretaos, merybund@s!



La vida es un viaje a columpio entre el cielo y la luna...

viernes, 16 de septiembre de 2016

El cafetico de los viernes. Sabor a recompensa

Buenos días de mediados de septiembre.

Empezando un desayuno ajetreado y con mucha prisa os cuento que hoy mi café tiene un sabor especial, sabor a recompensa, la recompensa de saber que gracias a la unión de muchos, al esfuerzo de otros tantos y a las ganas de alguno más, por fin en nuestro cole, y no solo en el nuestro, sino en la mayoría de los que la han solicitado en la Comunidad Valenciana, ya tenemos JORNADA CONTINUA.
Y también tiene, sin embargo, un ligero sabor amargo, y no sólo por esa cualidad del café, también por la sensación de que no todo el mundo esté lo contento que me gustaría...Entiendo que hasta que todo esté más normal me resignaré a recibir collejas por las esquinas cercanas al colegio y confío en que cuando todo se ponga en marcha se vean resultados positivos para todos...

A mitad de la taza y metiéndole prisa a María que aún está decidiendo que camiseta ponerse, esto con los niños no pasa diréis, pues falso, sólo les dejo que decidan la ropa ellos los viernes, y ambos se pegan diez minutos frente al armario decidiendo y observando. Otra cosa os digo, tengo vértigo, un vértigo controlado, pero vértigo...Y el domingo salgo a dar un agradable paseo en globo. Por si no sobrevivo a la presión quiero que sepáis que ha sido un placer compartir este tiempo con vosotros y por favor os pido que los viernes me recordéis con el cariño que a estas lineas les imprimo.

Y ahora ya sí recogiendo trastos de desayuno y repasando las voceras de los miniyo me despido como cada semana con el firme propósito de disfrutar al máximo el fin de semana.

Un besancano y abrazos apretaos para todo el que los quiera recibir.



viernes, 9 de septiembre de 2016

El café de los viernes. Hoy vengo a confesar...

¡Buenos días Merybundos!

Empezamos, arranca curso escolar, y en mi  caso con ello año nuevo. Y tengo que reconocer que lo empiezo con más susto que otros y con una presión especial, me acecha un cargo nuevo en el cole y la vuelta al mundo estudiantil, me tiene en vilo la situación.

Ahora sí removiendo el templado colacao en la taza y mirando como las burbujas que se crean en la parte superior juegan al corro de la patata, intento estructurar mi tiempo para que de a todo, porque no me apetece dejar nada en el tintero y quiero hacer lo mejor que sepa cada una de las facetas de este curso.
No tengo ni hambre, no me apetecen tostadas, ni galletas, otra cosa sería si tuviera un algo de chocolate chorreante delante, claro. Y es que estoy como niño el primer día de cole, me duele la barriga, me apetece moverme mucho y muy deprisa, se me seca la boca y me falta aire, y que nadie se asuste que no es un ataque de ansiedad, es pura y llanamente felicidad.

Ya a mitad de taza vamos a lo que venía, confesarme...
De ante mano quiero pedir perdón por todas las veces que a lo largo de este curso voy a meter la pata dentro del AMPA del cole, por todo lo que diré que quiero hacer y que nunca llegaré a conseguir, por todas las veces que no me sabré mostrar imparcial ante algo que me toque seriamente, por haceros recortar mucho y pintar algo, por meter a todo el que me siga en algún que otro berenjenal y por cien cosas más que pasarán, sólo quiero que tengáis en cuenta tod@s que confío plenamente en que formaremos un gran equipo, en que se lo haremos pasar bien a niñ@s y padres. Y por favor tener en cuenta que todo lo que hago lo hago de corazón.

Y ahora sí terminando la leche y recogiendo a toda pastilla que hoy ¡HAY COLE! quiero también pedir perdón a Toni por las noches que voy a llegar tan cansada que no me dará la vida ni para un hola, por la de tardes que se tendrá que encargar sólo de cenas y cuentos, por la mala leche que el estrés me hará sacar de vez en cuando, intentaré controlarlo...No te preocupes todavía tengo guardados abrazos y besos de paces para todas las meteduras de pata del año. Confío en que sabrás entenderme y apoyarme en mi nueva etapa de estudiante.

Y ahora sí me despido una semana más con un peso menos de saber que he dicho todo lo que arrastraban mis talones, me siento mucho más ligera y con ganas de ir a por todas.

Feliz fin de semana y a disfrutar de lo que queda de veranito!!!!

Besos y abrazotes fuertemente apretujados.


viernes, 12 de agosto de 2016

El café de los viernes. Hoy por ti...

¡Buenos días de viernes!

Hoy si me lo permitís voy a dedicar éste nuestro café a mi hermana Eva, porque cambia de decena, porque hoy cumple 40, y por si no os lo había dicho, cumplir 40 mola...

Empezando nuestra taza de café os voy a contar lo que supone para mí tenerla siempre cerca, saber que está a medio portal de casa me hace estar tranquila.

Ella siempre se queja de que sólo le decimos lo organizada que es y la gran capacidad de coordinación que tiene, y lo que no sabe es que en el fondo lo que queremos decir es que sin ella ésto se viene abajo.

A media taza y disfrutándola a pequeños sorbos, os contaré, como secreto, que ha sido en numerosas ocasiones mi referente, mi ejemplo y que envidio su constancia y sus fuerzas para luchar por lo que quiere, para nadar contracorriente si hace falta para llegar a donde tiene pensado.

Ella me introdujo en el mundo laboral, me cogió de la mano y me enseñó a andar por las ETT, a redactar un curriculum, a tener constancia y a echarle morro a una entrevista de trabajo...Gracias hermana por ello y por mil cosas más que he aprendido de ti, como por ejemplo a poner la mesa bonita cuando vienen invitados...Y por otras muchas en las que sigo trabajando, como a tener una rutina de orden...

Por no hablar de su inmensa generosidad, capaz de aparcar en un rincón sus ganas para echar una mano a quien le haga falta.

Ya llegando al final de el café de mitad de mañana, sólo me queda deciros la suerte que tengo de que sea mi hermana, de disfrutar de ella cada día, de poder contarle todo y saber que aportará la luz que muchas veces necesita el oscuro callejón por el que a menudo paseo.

Y ahora sí con el ultimo sorbo, te digo a tí, Evi, que te quiero infinito, que gracias por estar, por ser... La hermana perfecta, la cuñada de oro y la tía prefe...

FELICES 40...Y 50...Y 60...y 109!!!


viernes, 5 de agosto de 2016

El cafetico de los viernes.

Buenos días de viernes de agosto, ¿YA?!!!!! Madre del amor hermoso lo que corre el reloj, el tiempo y el verano...

Empezamos este cafelito, yo un colacao, que sólo me faltaba aumentar también mi ritmo cardíaco, hablando sobre lo rápido que se me está pasando esta vida...A nadie le parece que algo ha debido pasar en los últimos tiempos para que cada vez corra más el asunto, ¿dónde quedaron aquellas laaaaaaaaaargas tardes de verano?, aquellas siestas interminables viendo sufrir en la tele a un puñado de muchachos cuesta arriba en sus bicicletas, ese desear que empezara la rutina porque estabas hasta las orejas de ocio....

Y me aplico a mí misma el consejo de disfrutarla al máximo, empaparme de momentos, de recuerdos y disfrutar cada sonrisa, cada abrazo y cada beso pringoso, dulce o baboso que me den y de.

Se está poniendo melancólico el cola cao, me comeré un donete para alegrar el asunto.

Hace unos días leía un artículo en el que se hablaba precisamente de eso, de que hemos perdido la costumbre a disfrutar. Creo que es totalmente verdad en la mayoría de la especie humana, y es un gran error, porque cuando seas viejo y te pares a hacer balance de lo pasado, no te hará sonreír lo que corrías para llegar al trabajo, ni los fines de semana que te quedaste sin salir a charlar con los amigos, ni el viaje que se te quedó en el tintero, te hará marcar esa arruguilla en la comisura del labio todo lo que disfrutaste una comida con sobre mesa de horas, o la charla tirada en la arena de la playa con tus hijos durante horas, o dejarte enterrar a la orilla del mar por una cuadrilla de mocosos...

Y eso pienso hacer yo, jugar más con mis hijos y limpiar menos, disfrutar más de los momentos y olvidarme de todo cuando esté con mi gente, no decir que no a ningún plan que me apetezca por si mañana no me llega el presupuesto para una super tv plana con acceso a internet...

Voy a usar menos las tecnologías y buscaré la inspiración en lo que me rodea. Y sobretodo entregaré mi cuerpo entero y mi energía a hacer reír cada día a quienes me rodean, porque creo firmemente en la premisa de que una sonrisa vale más que todo el oro del mundo.

A sí que ya sabéis apliquémonos un poquito esta filosofía y "melenas al viento y a vivir el momento"



La foto no es mía pero me parece de lo más tierno, ojala lleguemos a esa edad con todas las ganas de seguir apoyándonos el uno en el otro y con la confianza absoluta de que somos tal para cual...