martes, 1 de abril de 2014

Tiempo de comuniones

Llega la primavera, el solecito y los eventos...Yo no sé que tiene el buen tiempo que a todo el mundo le dá por casarse, bautizar al niño o niña.Y sinceramente es un jaleo qué nos ponemos?¿cómo vestir a los niños?, ¿qué regalar?.... Pero también es un auténtico lío para quien tiene que organizar. Y de eso va el tema de hoy, si eres de las que le gusta hacerlo todo tú mismo como yo sigue leyéndome.
Una idea de cajita ideal para guardar el detalle de los invitados para una comunión muy fácil y sencilla y con un resultado divertidísimo.

MATERIALES
Cartulinas de colores ,también pueden ser con algún motivo en vez de lisas para obtener un resultado mas profesional, a mi no me quedan las haré con lisas.
Tijeras,pegamento de barra y un poquete de maña.
Dibujamos la plantilla
Yo no tenía compás y para hacer la parte de arriba he utilizado un vaso, es lo que tiene acabar de empezar en el mundo de la red que me faltan detalles, con el tiempo se irán solventando.
Doblamos por las lineas y pegamos la solapa de la izquierda.
La decoramos a nuestro gusto.
Veis no puede ser más fácil, un gasto menos!!
Otra opción es hacer la plantilla sobre cartón duro y forrarla con un papel bonito, también queda un efecto muy,muy chulo.
¿Qué hay de la filosofía Merybunda en esta entrada? Pues que después de un día dedicado en exclusiva a la casa, los niños y el trabajo empleamos algo de tiempo a los trabajos manuales que nos ayudan mucho a distraer la mente de problemas y royos de adulto. Por no hablar de la ilusión que le hace a nuestros hijos que sus papás les hagan cositas para repartir a los amigos.
Espero que os sirva y ya sabéis cualquier duda aquí estoy.