lunes, 2 de febrero de 2015

Juguete casero. Lanzador de pompones

Cuanto tiempo sin hacer un juguete, con lo bien que lo pasamos haciéndolos e intentando que, una vez hechos, funcionen.
En ésta ocasión la diversión nos la ofrece un lanzador de pompones, para el cual sólo necesitamos, un vaso de papel, un globo y pompones de lana.
Primero recortamos la parte de abajo del vaso, parece sencillo no? y pensaréis ésta es mañosa y lo hace todo bien...ERROR!!!! tiré tres vasos para conseguir cortar el culo bien. el truco, para que no os pase lo mismo y podáis chulearos como es debido, con un cuter clavado cortáis en círculo dejando la parte de los extremos que es un poco más dura.

Se anuda el globo por donde se infla y se corta un trozo de la parte de abajo. Ésto si lo hice a la primera, veis...


Se mete el vaso por el hueco recortado, lo sujetamos bien con cinta aislante, también probé con celicos de colores, quedaba mucho más mono, pero al tirar del globo para lanzar se escapaba.
Para completar la creación hicimos nuestros propios pompones.

Y confesaré que mi torpeza me hizo gastar medio ovillo de lana, hasta que por fin descubrí que las dos partes de la pomponera se usaban juntas. En un primer momento pensé que chorrada mandar dos pomponeras del mismo tamaño en el mismo paquete...
Pero todo es empezar. ahora sólo nos apetece hacer pompones y buscarle utilidades.
Una vez hechos y ajustados para su uso, inventamos un juego para dos, consiste en lanzar el pompón y el contrincante lo tiene que atrapar en su vaso. Si por el contrario juegas solo, lo lanzas hacia arriba y lo cazas tú sólo.



Tenía que poner ésta foto porque tiene una historia. Jorge está muy orgulloso de que se madre tenga un blog, incluso sin saber muy bien que es, me dice "mamá te voy a hacer una foto, porque tu nunca sales y eso que es tuyo, a mí me encanta salir en mis dibujos" y aquí está su foto...
Si yo fuera una persona medianamente cuerda y normal, no la pondría, pero ya me vais conociendo un poco¿no? Digamos que esto es lo más cercano a una foto de egobloguer que podréis ver por aquí...

FILOSOFÏA MERYBUNDA: Un juguete hecho por ellos mismos adquiere el doble de valor, y si encima es reciclando, dos lecciones en una. Creatividad y reciclaje ;)