viernes, 6 de febrero de 2015

Cafelito de viernes!!. Me uno a la marea.

Con lo que pretendía ser un café tempranero, pero que se ha convertido en de a media tarde... os cuento que no me he podido aguantar, me tenía que unir a lo que es ya una marea entre bloggers, porque me parece una super idea, porque me encanta escribir y contar cosas y porque, aunque en mi caso será un colacao, es un respiro de viernes, sección fija y tranquilidad para el fin de semana.

Vía @nahiaa

Con un colacao templadito os cuento que la vidas se me pasa volando, que la semana que viene Jorge cumple 6 y que a mi me da la sensación de no estar enterándome de nada. En pleno lío de preparativos y hasta soñando con superheroes, me descubro viendo fotos de cuando nació,incluso de cuando nací yo, y reflexiono sobre lo cambiante que es la percepción del tiempo según el momento que estemos viviendo. A los trece mi vida iba a cámara lenta, y a los treinta me rebobinan hacia adelante sin darme tiempo a encontrar el pause.
Mientras compartimos éste colacao,lo sé es poco maduro reflexionar con colacao,pero mi vida gira en la inmadurez,y os diré que cada vez llevo peor lo de madurar,que no lo de hacerme mayor,no confundamos,me encanta cumplir años y me encantarán los 35...incluso los 40. Pero hacerme madura, responsable y darme cuenta que la timidez propia de la inmadurez, ya no tiñe mis pecas tan a menudo, incluso me dan miedo cosas que siempre he visto como manías de viejas...
Y para finalizar los últimos tragos del colacao disfrutaremos hablando de lo mucho que nos gusta la nieve, y lo poco que la vemos por alrededores de Alicante, así que me pegaré la noche dándole duro al singstar a ver si, ayudada por el frío y mi mala entonación, mañana tenemos nieve cerca.