viernes, 1 de agosto de 2014

La vida es lo que pasa mientras tú miras el móvil

La semana pasada leí esta frase,en algún sitio que no consigo recordar, y me hizo pensar durante horas en la razón que tiene, la cantidad de momentos que nos perdemos por mantener la mirada fija a esa pequeña pantalla...

No me considero adicta al móvil, pero si es cierto, que cada rato libre que tengo se lo dedico a él. Y es ahora cuando pienso, quizás si en vez de estar ahí, como tonta embobada, en la pantalla de un teléfono hubiera mantenido la cabeza erguida, observando mi alrededor, no me hubiera perdido ese gesto cómplice que un anciano le hace a su mujer, y que a mí personalmente me parece super entrañable.
Llegar al parque y disfrutar mirando a mis hijos y sus amigos, esa complicidad y esas teorías aplastantes que tienen los niños. Sin preocuparme de si me tienen que llamar, o si estaba esperando un wassap importante...


Y no vayáis a pensar que la cosa es así de sencilla, porque no es hasta que nos obligamos a hacerlo, que nos damos cuenta de lo dependientes que somos. Esa necesidad de mirar la hora no es más que otra excusa para revisar tus mensajes de wassap y facebook y contestarlos, claro. Y ya que lo has sacado miras el resto de redes sociales.
Y ¿nadie se ha parado a pensar en el daño que esas redes están haciendo a las relaciones personales? antes pasaba la semana entre rutinas, pero llegaba el fin de semana, te sentabas con tu familia, con tus amigos... y mantenías conversaciones reales, quiero decir en persona y a la cara, sin necesidad de poner una carita amarilla con una lágrima si estas triste u otra extremadamente feliz cuando estas contento. Ahora, sin embargo te sientas y no hay nada de lo que hablar, porque resulta que a lo largo de la semana dedicas horas y horas a escribir en el wassap todo lo que te pasa cada 10 minutos. ¿En qué lugar sitúa eso al contacto físico, las miradas o las charlas de horas con amigos? Yo prefiero mil veces un abrazo bien "apretao" que un beso con corazón rojo.


Y creo firmemente que todos deberíamos pararnos a pensar un poco en lo que está derivando la sociedad, en el ejemplo que estamos transmitiendo a nuestros hijos, sobrinos, primos...Las generaciones que llevamos detrás deberían aprender a relacionarse entre sí, a leer en una mirada, en un gesto...Creo que para nada vamos por buen camino en el tema de las tecnologías y es por ésto, por la educación y los valores que quiero para mis hijos, que a partir de aquí me declaro oficialmente fuera de linea...(eso sí un ratito por las noches seguiré encendiendo mi ordenador y navegando para daros, en la medida de lo posible, un ratito de entretenimiento y diversión en MERYBUNDA)
 Me voy de vacaciones, y con el firme propósito de no perderme ni una mirada, ni una sonrisa, ni una buena conversacion, ni un abrazo...de toda la buena gente que tengo la suerte de tener cerca, apagaré el móvil durante 15 días.


No os olvidéis que "LA VIDA ES LO QUE PASA MIENTRAS TÚ MIRAS EL MÓVIL"