viernes, 13 de noviembre de 2015

El cafetico de los viernes!


Muy Buenos días, ¿Nos hacemos un cola cao dulce y templadito?





Hoy tengo un día pletórico, he madrugado(mucho), he ido a correr un rato y ya estoy delante de mi desayuno. Con muy buen humor, con la energía a tope y con muchas, muchas ganas de FIN DE SEMANA!

Hoy mientras desayunamos os voy a contar lo divertidos que son los tapper para bocadillos, ¿los habéis usado alguna vez?. No me refiero a los cuadrados para pan de molde, yo digo los largos con forma de bocata de toda la vida. Con mi propósito de concienciar a mis hijos para que cuiden el medio ambiente llevamos un tiempo sin usar papel de plata, pero claro, tampoco es plan de usar cada día una servilleta de papel. En fin que vi los tapper y los tuve que comprar. Os daré un consejo, no uséis la parte de abajo para que los niños dejen el bocata encajado y le vayan mordiendo, porque...¡LUEGO NO HAY QUIEN LO SAQUE!

Hay que ver que poco duran las tostadas cuando están tan ricas oye...En fin que nos reímos mucho ayer en el parque con mi tapper para bocatas, porque una vez encajado el pan y repelado por mis hijos hasta el ras del plástico nos ponemos a estudiar el objeto a ver de qué manera podíamos recuperar la merienda...Que si un golpe por aquí, que si ahora le aprieto por los lados, que si lo que hay que hacer es meter los dedos...Y a un amigo salta:- ¡Ya lo tengo!-. Golpe en la parte de abajo y bocata hasta el fondo. Ahora sí que...Pero ya tengo el truco, sólo hay que poner la mano en la parte abierta y dar golpecitos, no ha sido tan práctico como me pareció en un principio pero seguiremos estudiando el artilugio.

Con unos cereales nadando ricamente en mi leche, que los viernes hay que celebrarlo con doble ración de choco, tengo que daros una noticia, ¡SE ME HA ENCENDIDO EL MODO NAVIDAD! Y ya hemos empezado a darle a las manualidades para decorar el cole de los peques y a trabajar en el calendario de adviento de casa. La semana que viene a ver si tenemos algo adelantado y os enseño cositas.

Y terminando ya, que he quemado 500 calorías y he desayunado por lo menos 1000, os doy las gracias de verdad a todos los que seguis mis idas de olla, a todas las que con vuestros comentarios me impulsáis a seguir haciendo que mi coco patine...Y permitirme que de un gracias exclusivo a todas esas super mamás del cole con las que codo a codo montamos las que montamos. Un gracias grande y fuerte para vosotras, que vamos a montar la navidad más espectacular de la historia.

Bueno éste desayuno ha sido larguico...Y ¿sabéis por qué? Porque en el mismo sitio donde compré los tapper para bocatas por un euro, me agencié al mismo precio una taza para el deayuno que cabe lo menos medio litro de leche, y claro eso da para mucho.

Muy buen fin de semana y a disfrutar.

¡Un abrazo fuerte y apretao y un besaco grandón!