viernes, 15 de mayo de 2015

El cafelito de los viernes




Hola de nuevo! Se acuerda alguien de mí? Esa plasta, incordiadora e incoherente que acostumbraba a
asomar la nariz por aquí de vez en cuando...¿Vais cayendo en la cuenta?

Ésta semana,aunque sigo con el.ordenador roto, me cuelo para compartir ese colacao fresquito ya y con tostadicas recién hechas, ¿te apuntas?

Pues dando el primer trago, y pensando que me comeré después de las tostadas, os cuento que echo de menos el mundo 2.0. Que efectivamente tengo una adicción a escribir aquí, a que la gente me diga "qué buena entrada hoy" (y que se atrevan a decir lo contrario)...espero recuperar pronto mi autonomía de blog y seguir deleitandoos con mis idas de perola.

Terminando las tostadas, y teniendo claro que me echaré en el colacao unos chocoflakes, os tengo que decir que el sábado vamos toda la familia al primer encuento de Alicante, una experiencia nueva para mí, un evento al que le tengo unas ganas locas. Os pongo la foto del programa, que aunque el aforro está completo estoy convencida que será tal su éxito que el año que viene repetirán. Ya os contaré, prometo entrada exclusiva y con millones de fotos.

Disfrutando del subidón de que es viernes, y de que no tenemos cole ésta tarde porque andamos de huelgas para reclamar la Jornada Continua en Alicante. Os cuento que, con mucha probabilidad, ésta noche me voy a ver al gran Pablo Albo, autor, entre otros, del tragaldabas...Qué ganitas, y que bien sienta de vez en cuando ser yo, sin ser madre, ni esposa...(aunque la mente nunca desconecta)

Y ahora apurando todo el desayuno y renegando por haber comido tanto, cuando mi michelín esta cogiendo un volumen peligrosamente incontrolable, tengo que deciros que le hemos cortado la melena al hijo prójimo y que está siendo un drama para madre e hijo, porque tiene tan claro que la le gusta el pelo largo, largo que a mí me cuesta horrores hacer algo en contra de lo que a él le gusta.

Y ahora sí, me despido con el firme propósito de volver pronto con mis  historias, mis manualidades, mis cuentos...en fin con mis "merybundeces"


                                                       ¡Un abrazote y muchos besicos!